El ataque de Carmen Sánchez con ácido por su expareja, un hombre identificado como Efrén García Ramírez, quien hasta el momento continua libre a pesar de una orden de aprehensión en su contra y una recompensa de 300 mil pesos; además, por la pandemia de coronavirus Covid-19, las autoridades del Edomex mantienen el caso en pausa e impune.

Carmen Sánchez explica que busca difundir la agresión que vivió de otra manera: hacer que se conozca el rostro del agresor y no el de ella, pues considera que contar su historia no ha funcionado para tener justicia, al contrario, ha contribuido a perpetuar la impunidad.

“Por eso lo importante es que se conozca el rostro de él y todos los agresores, son a ellos a quienes tienen que conocer, quienes gozan de impunidad y libertad por el Estado y en mi caso, por la Fiscalía del Estado de México. Que por un momento sientan miedo y vergüenza como nosotras cuando salimos. A mi me conocen como Carmen, a la que atacaron con ácido pero a él no lo conocen como Efrén, el que atacó con ácido”.Carmen Sánchez