Ante el inicio de la pandemia por covid-19, los médicos comenzaron a notar una serie de efectos persistentes en algunos pacientes, mucho después de haberse recuperado. Dichos malestares iban desde fatiga, pérdida de memoria, confusión y otras anomalías. Los profesionales de la salud los llamaron “niebla cerebral” o “cerebro coronavirus”.

Por ese motivo, un grupo de investigadores han publicado en Cancer Cell sus resultados a un estudio sobre líquido cefalorraquídeo que arrojó una pista importante sobre el inicio de la “niebla cerebral”.

Inicialmente, se sospechaba que una infección viral en curso podría ser la causa de sus síntomas de “niebla cerebral”, pero el análisis microbiológico del líquido tomado en las punciones lumbares no reveló ningún signo del virus, lo que sugiere que los pacientes se habían recuperado del Covid-19 por completo.

“Se habían observado delirio severo en muchos pacientes que fueron hospitalizados con Covid-19″Jessica Wilcox, neurooncóloga.

No obstante, se encontró que los pacientes tenían inflamación persistente y altos niveles de citocinas en el líquido cefalorraquídeo, lo que explicaba los síntomas que tenían. Las citocinas son una amplia categoría de proteínas que participan en la señalización del sistema inmunológico.

Antiinflamatorios podrían ayudar

Un fenómeno similar que muestra altos niveles de citocinas inflamatorias a veces se ve como un efecto secundario de la terapia de células T del receptor de anticuerpos quiméricos (CAR), un tratamiento de inmunoterapia, que también puede producir confusión, delirio y otros efectos neurológicos que se asemejan al “cerebro coronavirus” o “niebla cerebral”.

La idea es que la inundación de estos químicos inflamatorios en el sistema inmunológico se filtra al cerebro y produce síntomas de encefalopatía como se observa en los pacientes. Las conclusiones sugieren entonces que los medicamentos antiinflamatorios podrían ser útiles para mitigar la confusión mental en los enfermos.