Tras un viaje de siete meses y 494 millones de kilómetros, la sonda espacial Hope llegó a Marte y se insertó con éxito en su órbita lo que le permitió comenzar a enviar datos sobre la atmósfera y el clima.

El programa es parte de los esfuerzos de EAU para desarrollar sus capacidades científicas y tecnológicas y reducir su dependencia del petróleo. La agencia espacial de EAU incluso tiene planes de levantar un asentamiento en Marte en 2117.

El Centro Espacial Mohammed Bin Rashid expuso que “El contacto con #HopeProbe se ha establecido nuevamente. La inserción en la órbita de Marte ahora está completa”

Para entrar en la órbita de Marte, la sonda necesitaba quemar alrededor de la mitad de sus 800 kilogramos de combustible a bordo para reducir la velocidad lo suficiente para no excederse.