Durante las celebraciones de Navidad, Reyes Magos y San Valentín, los perros y gatos se convierten en un regalo ideal para nuestros seres queridos, sin embargo también se ha convertido en uno de las principales causas de abandono en los meses posteriores.

Las personas los adquieren como si fueran un peluche, compran un animal por su estética, pero no entienden la responsabilidad que están adquiriendo, los dueños pierden el interés al poco tiempo y entre las  principales razones del abandono son la conducta que presentan y la raza que al crecer no era lo que ellos esperaba; de esta manera se convierten en parte importante de los de 500 mil perros y gatos que son abandonados al año en México.

En el país, no existe un censo sobre mascotas o animales domésticos. Sin embargo, la Asociación Mexicana de Médicos Veterinarios Especialistas en Pequeñas Especies (AMMVEPE) estima que hay alrededor de 28 millones”, de los que el 70% se encuentran en la calle, cifra que crece un 20% anual.

Asimismo, el 75 por ciento de estas mascotas abandonadas no han recibido una vacuna o desparasitación en toda su vida, lo que se convierte en un riesgo para la salud pública y un foco de infección para otros perros.

La adopción de perros y gatos callejeros es una opción para subsanar el abandono y maltrato sin embargo, hay que ser consciente de la responsabilidad, tiempo y recursos económicos que estos demandan.