El punto fino – Un daño irreparable, la gestión criminal de la pandemia en México

Hablar de la pandemia por desgracia se ha vuelto ya un tema común pero también un tema obligado que ansiamos pronto termine, pero seamos honestos, pocos pensamos que la luz al final del túnel esté por lo menos cerca; hablando claro, en el combate a la pandemia a nivel mundial se ven luces de esperanza que por desgracia en nuestro país se convierten en nubarrones de malas noticias y pésimos manejos.

 

Al referirnos en especial al manejo de esta crisis, cosa de lo que ya he escrito con anterioridad, se ha señalado que la militancia y obediencia ciega del encargado de la pandemia, raya en lo criminal, la irresponsabilidad gubernamental de López Gatell luce como un tema que más pronto que tarde deberá dirimirse en tribunales y será motivo de trámites del orden penal, y confío en que se llevará ante la Ley a este individuo que hoy goza de inmunidad con fétido tufo de impunidad, misma que cierto estoy, no le durará ad perpetuam. Tiempo al tiempo.

 

Y así con un terrible manejo de la pandemia, irrumpió hace unos días en la escena nacional un libro que documenta la criminal gestión de la pandemia en México, “Un daño irreparable” de la Dra. Laurie Ann Ximénez-Fyvie, Jefa del Laboratorio de Genética Molecular de la UNAM, mente avezada, Doctora en Ciencias Médicas por la Universidad de Harvard, una persona de respeto intelectual y considerada una autoridad en la materia, develada ahora como excelente escritora, su libro será lectura obligada por y para muchos.

 

Un libro que desnuda la incapacidad y soberbia con que se ha enfrentado al COVID-19 en México, un libro que nos lleva de la mano y nos enseña lo que debió haber sido, donde la autora relata con acuciosa precisión que sí debió de hacerse para mitigar los alcances de este virus de alcance global que no pudo evitarse, pero debió manejarse desde una óptica apegada a criterios de la ciencia, del uso racional de los métodos cuantitativos y por supuesto de la eficaz utilización de elementos de medición, prevención y comprobación; un daño irreparable como bien lo dice la Dra. Ximénez, está escrito para que en algunos años otras generaciones de mexicanos vean que no todos pensaban ni actuaban con la estulticia del gobierno en turno, en suma, es un legado documental para dejar en claro que la ciencia fue desplazada por el servilismo y la política.

 

Un libro que debemos hacer que llegue a muchos hogares y circule con amplitud, un libro doloroso que nos invita a pensar que pudimos tener un destino diferente y que muchas de las mas de 160 mil personas que han fallecido, pudieron haber dado la batalla de una manera diferente. Un libro que servirá para demostrar que en esta pandemia tuvimos al peor capitán acompañado de una pésima tripulación. Aplaudo y agradezco la valentía de la Dra. Laurie Ann, sirva este espacio como un reconocimiento a su esfuerzo, que sin duda ha valido la pena.

 

El punto fino es: No hay camas disponibles, no hay medicamentos, ni vacunas, y es de destacarse que la crisis no solamente es sanitaria. Lo es también económica, social, política y hasta moral. La gestión de la pandemia ha sido criminal, y además hay infelices que lucran con la misma. Nunca pero nunca lo olvidemos.