Sopa de letras – abuso verbal, psicológico y sexual en grafología de los reyes de la casa

Continuando con los reyes de la casa, ésta vez abordaremos un tema sumamente grave y muy delicado, sin embargo, la grafología nos puede ayudar con dibujos a detectar si nuestros niños están siendo abusados verbal, psicológica o sexualmente…

 

En el abuso verbal y psicológico, se pueden observar trazos en los que generalmente se dibuja una gran boca con dientes puntiagudos y de un gran tamaño el agresor; otra señal muy contundente es que los niños no dibujan las orejas pero cuando están padeciendo maltrato psicológico con palabras muy fuertes, sí lo hacen; también pueden dibujar un sol y si están padeciendo algún maltrato se ven los dientes filosos, angulosos y con colores fuertes rojos, negros; algunas veces si dibujan una familia y la mamá está lejos del niño que está dibujando, es decir,  aislándola, puede ser que el niño sienta rechazo por ella porque lo maltrata y quiere poner distancia entre ellos.

Dibujando, en ocasiones es la manera más fácil en que los niños pueden manifestar su sentir o su incomodidad, sus estados emocionales, familiares, etc., son indicadores muy importantes  y es una de las formas menos invasiva para ellos.

El abuso sexual infantil es un tema muy delicado y extremadamente fuerte; así como para los adultos es el lenguaje, para un niño una puerta sencilla de abrir su inconsciente y su interior es un dibujo, aparte del cambio de comportamiento los rasgos en particular son focos rojos si son continuos es decir si dos o más veces lo dibujan con algunas de las características que a continuación menciono, es urgente buscar ayuda.

Una de las señales más importantes es como dibujan los genitales hacen mucho énfasis, es decir, que en la parte baja iluminen o marquen con más presión o rayen más de lo normal, también que contengan rayos que son signos de miedo, con dibujos sombreados y con mucha fuerza al escribir son rasgos demasiado marcados y son reacciones de culpa, vergüenza y enojo que  indican ira contenida.

Es muy importante cuando los niños hacen dibujos en casa preguntar a quién dibujan;  en ocasiones y sin saber parecerá curioso que pinten cuernitos como si fuera diablo es signo de terror y de miedo a alguien que les está haciendo daño, otro signo es que dibujan al agresor muy grande y ellos muy pequeñitos, en algunas ocasiones pueden escribir palabras sexuales que es como les habla su agresor.

Una primera característica de los niños abusados es que son dibujos inarmónicos es decir sin que el niño te diga nada automáticamente te genera un signo de agresión, otra señal son las manos, suelen ser puntiagudas porque obviamente los tocan, también puede haber miradas vacías es decir vemos los ojos simplemente un círculo; es usual que los niños después de dibujarse se rayen es una manera en la que proyectan que se sienten incómodos con la situación que están viviendo; hay ausencia de pies en el agresor porque no pueden escapar; todas estas señales o focos rojos los plasman porque algunos por su edad no distinguen que les está pasando y otros que ya lo saben no se atreven a decirlo tristemente están sufriendo.

Debe haber una constancia en los dibujos de los niños y su agresor, si es solo alguien que a lo mejor no le cae bien por alguna circunstancia que suele suceder como a todos los seres humanos, seguramente lo dibujara así un día y al siguiente su dibujo será armonioso y algo muy importante en estos casos, nunca dibujará la zona genital.

Mamás, papás, maestras y demás familiares que tienen cerca a niños que van desde la guardería hasta la secundaria, si quieren saber cómo se sienten pídanles que hagan un dibujo; siempre que los niños van a la casa de un amiguito, tíos, abuelos, etc., a su regreso le pueden pedir que les dibuje que hizo y ahí se podrán ver focos rojos si es que existen, es importante preguntarles a quién, qué y porqué lo dibujaron para tener más claridad y como sugerencia que a lo mejor antes no se creía tan necesaria pero afortunadamente todo ha avanzado y hay más apertura, lo ideal sería que  ustedes dibujen con sus niños cuerpos de hombres y mujeres y señalen con colores las partes de su cuerpo que nadie les puede tocar es una manera de que el niño aprenda a distinguirlas y decirles que si alguien llegara hacerlo, inmediatamente se los platiquen.

A través de los dibujos nos muestran algo de su mundo interno, de su personalidad, emociones, ideas, ansiedades, temores, etc., cada elemento que y como lo utiliza es una clave en función de lo que representa para ellos. Desgraciadamente el 80% de los abusos a niños son de las personas más cercanas a ellos, no olvidemos que a veces el agresor está en casa, cuidemos a nuestros niños que son el futuro de nuestro México…