La justicia italiana ha comenzado un el proceso más grande durante las ultimas décadas en contra de cientos de miembros de un grupo de la mafia, considerado como el más fuerte en dicho país.

Se han presentado 355 presuntos mafiosos y funcionarios corruptos fueron acusados ​​luego de una larga investigación sobre la ‘Ndrangheta.

La hoja de cargos incluye asesinato, tráfico de drogas, extorsión y lavado de dinero.

De igual forma, se prevé que acudan más de 900 testigos y que ofrezcan evidencia clara en contra de los acusados.

Nicola Gratteri, fiscal, ha declarado que el juicio es una piedra angular en la construcción de un muro contra las mafias en Italia