El presidente electo de los Estados Unidos, Joe Biden, recibió este lunes su segunda dosis de la vacuna contra el COVID-19. El mandatario y su esposa, ya habían recibido el 21 de diciembre la primera dosis.

Biden reiteró que su “primera prioridad es llevar esta vacuna a todas las personas, tan rápido como sea; será difícil pero lo lograremos”. Mientras tanto, recomendó a la población tomar precauciones como el uso de mascarilla, lavado de manos, manteniendo distancia.

Biden anunció el pasado viernes que va a distribuir rápidamente la mayoría de las dosis disponibles de la vacuna del coronavirus para proteger a más personas, en un cambio con respecto a la política de Donald Trump.

“El presidente electo considera que debemos acelerar la distribución de la vacuna al tiempo que continuamos garantizando que los estadounidenses que la necesitan más la reciban lo antes posible”, dijo el portavoz T.J. Ducklo en una declaración.

El plan de Biden no es recortar a la mitad las vacunas que requieren dos dosis, una estrategia que los principales científicos gubernamentales no recomiendan. En lugar de ello, aceleraría el envío de las primeras dosis y utilizaría la influencia del poder gubernamental para proporcionar las segundas de manera oportuna.