La crisis por el coronavirus a nivel mundial esta provocando distintas afectaciones, las aerolíneas son uno de los rubros afectados, y Estados Unidos uno de los países en los que ese sector se ha visto más impactado.

Casos como el Nantucket Express, que perdió su certificado de operador aéreo en el mes de enero. En tanto, Trans States Airlines, Compass Airlines, Ravn, Miami Air International, Shoreline Aviation y Expressjet que están operando al mínimo o nada a consecuencia de la situación.

En Latinoamérica aerolíneas como LATAM, Aeroméxico y  EasyFly, comenzaron procesos de reorganización financiera.

Caso aparte sería el de Avianca que cerró sus oficinas de Perú, posteriormente, el gobierno de Ecuador cesó operaciones de su aerolínea estatal TAME EP.

Europa no se salva empresas como Air Italy, Atlas Global en Turquía, Flybe en Reino Unido; en Alemania SunExpress, Deutschland Germanwings y German Airways, LEVEL Europe de Austria, Jet Time en Dinamarca, Go2Sky en Eslovaquia y Montenegro Airlines desaparecieron.

La lista de areolíneas en procesos complicados y con potenciales ceses totales de operaciones asciende alrededor de unas 30 líneas.

La ligera recuperación, de pasajeros de las últimas fechas llega tarde e insuficiente: En diciembre de este año la cifra de pasajeros es solo de 1.2 millones, con relación a las mismas fechas del 2019.

Las perdidas económicas de esta industria se estiman en casi 46 mil millones de dólares. En tanto que para 2021 se prevé una reducción en 11 mil millones de dólares. Tan sólo para américa del norte.

Con info de: Mundo ejecutivo