Para poder comprender un poco más a fondo la forma en la que el virus de SARS-CoV 2 estará en el cuerpo de un ser humano, es necesario conocer el término de: carga viral. Es decir, la cantidad de virus qué hay en el cuerpo.

“Analizar la carga viral poco después de la exposición, por ejemplo, podría ayudar a revelar si las personas que mueren a causa de la COVID-19 tienen más probabilidades de tener cargas virales altas al comienzo de sus enfermedades” mencionó Daniel Griffin, médico de enfermedades infecciosas de la Universidad de Columbia en Nueva York.

Para saber en qué momento un enfermo resulta más contagioso, se elaboró un estudio en el que se investigan tres cosas: la carga viral: para medir la variación de la cantidad de virus en el cuerpo durante la enfermedad, la eliminación viral: el periodo de tiempo en que alguien va expulsando el material genético del virus, lo que no implica necesariamente que esa persona sea infecciosa y el aislamiento del virus vivo: que otorga un mejor indicador de la contagiosidad de una persona dado que se toma al virus vivo, se aísla, se analiza y se comprueba en laboratorio si puede seguir reproduciéndose. Dicho estudio fue publicado en ‘The Lancet Microbe’