111 senadoras y senadores presentaron de forma conjunta mil 193 justificantes por faltas a las 158 sesiones del pleno del senado.

Las reglas internas del Senado establecen que las faltas injustificadas deben descontarse con “un día de dieta”.

Un día de dieta equivale a cinco mil 714.79 pesos.

De esta forma las mil 193 faltas justificadas equivalen a salvarse de un descuento de seis millones 817 mil 744.47 pesos.

Pocos senadores asistieron a todas sus sesiones, destacan Ricardo Monreal Ávila, coordinador de los senadores de Morena y presidente de la Junta de Coordinación Política (Jucopo) del Senado, así como Martí Batres, ex presidente del Senado.

Aunque hay otros casos sin inasistencias, por licencias comisiones o tomar el cargo de forma extemporánea (Por ser suplentes por ejemplo) estos dos Senadores son los únicos en haber asistido a las 158 reuniones del pleno del senado.