Durante diciembre, la atención médica por quemaduras aumenta un 300%, de acuerdo con Juan José Camacho, presidente de la Asociación Mexicana de Rociadores Automáticos Contra incendios (AMRACI).

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), en México las tres principales causas de incendio en temporada navideña son los cortos circuitos, instalaciones de gas y uso de pirotecnia. A nivel mundial 180,000 vidas se pierden a causa de quemaduras.

Los incendios por cortos circuitos representan el 11.4% , mientras que las quemaduras por gas LP el 5.8%, de acuerdo con el Centro Nacional de Prevención de Desastres (Cenapred).

Para evitar estos accidentes mortales se recomienda utilizar extensiones de (mínimo) calibre 22 y conectar un máximo de tres series navideñas, además de desconectar las luces antes de ir a dormir o al salir de la casa.

Asimismo, se recomienda:

  • No colocar el árbol cerca de fuentes de calor, evitar los productos de baja calidad, así como revisar que los cables no se enreden.
  • Invertir en detectores de humo para casa o portátiles.
  • Tener especial cuidado sobre los lugares donde se colocan las velas.
  • Vigilar el uso de calentadores de gas y eléctricos.
  • Realizar conexiones de electricidad con la ayuda de un profesional y evitar hacer instalaciones ‘temporales’.
  • Tener claro un plan de acción y desalojo familiar en caso de un incendio.
  • Mantener alejados los productos químicos de los niños.
  • Evitar distracciones en la cocina, así como el uso de ropa muy holgada para evitar la propagación de incendios.

En caso de haber adquirido un árbol natural durante esta temporada se recomienda regarlo diariamente, ya que, de presentarse un corto circuito, un árbol seco se quema en 30 segundos; en comparación un árbol regado que puede tardar más de tres minutos.