La canciller de Alemania, Angela Merkel, comprometió unos 600 millones de dólares adicionales para apoyar a los países más pobres en el cuidado del ambiente porque “todos los países deben ser capaces de financiar las inversiones necesarias para la protección del clima”.

Por ese motivo, “debería haber capital accesible disponible en todo el mundo”, remarcó la jefa del gobierno alemán durante su intervención por videoconferencia en la cumbre sobre el clima organizada por la ONU.

Merkel dijo que su país aumentará su financiación para el cuidado del ambiente hasta unos 4.800 millones de dólares anuales, y subrayó que también en el futuro, Alemania continuará haciendo una contribución adecuada según la agencia de noticias Europa Press.

Los países industrializados comprometieron en 2009, en Copenhague, movilizar 100.000 millones de dólares anuales de fuentes públicas y privadas para la protección del clima en los países en desarrollo hasta 2020. Sin embargo, la ONU reprochó que ese monto no se alcanzó todavía.