• En cumplimiento a un compromiso de campaña, por primera vez el Bando Municipal contempla infracción por el uso de animales como medio de tránsito
  • Darwin Eslava resaltó las acciones que en materia de medio ambiente se realizaron en este segundo año de gestión

En este segundo año de gobierno, Coacalco se consolidó como un municipio libre de maltrato animal, al contemplar por primera vez en el Bando Municipal una infracción por el uso de animales como medio de tránsito, incluidos los de carga.

El Presidente Municipal, Darwin Eslava, resaltó que, con la implementación de políticas de protección y bienestar animal en el municipio, se da cumplimiento a uno de los compromisos adquiridos con los coacalquenses, como es la erradicación de la tracción a sangre en la localidad.

Detalló que, para cumplir tal disposición, la dirección de Medio Ambiente ejecuta constantes operativos de vigilancia, mismos que a la fecha han arrojado el levantamiento de ocho procedimientos administrativos y tres animales rescatados.

Con estos alcances, apuntó Darwin Eslava, Coacalco se avanza en la abolición de esta práctica que durante muchos años fue permitida en el municipio y en el que los animales eran maltratados cruelmente.

Como parte de las acciones que la dirección de Medio Ambiente realizó en este segundo año de gobierno, también resalta la campaña de reforestación en parques y camellones, espacios donde se han plantado árboles para zonas urbanas, de al menos 1.20 metros de altura, con el fin de garantizar su sobrevivencia ante el clima y los daños que puedan causarle personas o animales.

Cada una de las especies plantadas en dichas jornadas forma parte del inventario de arbolado que posee el municipio, pues al inicio de la Administración no se contaba con más de 100 árboles viables y actualmente suman ya alrededor de cuatro mil especímenes disponibles.

La dependencia municipal refirió que, por instrucciones del Presidente Municipal, esta Administración protege y vela por la vida del ecosistema municipal por lo que se garantiza que todas las talas, derribos o trasplantes que se autorizan estén debidamente justificados, por lo que este año se realizaron 300 dictámenes, evitando que sean talados individuos en estado óptimo.