A fin de evitar la concentración de personas, el Gobierno de la Ciudad de México estableció que este año no se permitirá la instalación de stands para tomarse fotografías con Santa Claus ni los Reyes Magos en tiendas departamentales y centros comerciales, como parte de las acciones contra COVID-19.

Esta medida publicada en la Gaceta Oficial, ante el alza en las hospitalizaciones en la Ciudad de México se suma al anuncio de la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, de que este año tampoco se instalará la pista de hielo en el Zócalo capitalino.

Asimismo, según la publicación, que entrará en vigor la semana del 7 al 13 de diciembre, los restaurantes y establecimientos con permiso para vender alimentos deberán asignar primero sus mesas disponibles al aire libre, según el programa “Ciudad al aire libre”, o con un aforo interior límite de 30% en caso de no contar con área libre o expansión.