La investigación realizada por la UIF encontró que sus ingresos a lo largo de su carrera política no corresponden con los bienes que actualmente posee, ya que a lo largo de 20 años acumuló varias propiedades con un valor de aproximadamente 104 millones de pesos.

La Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), alista una denuncia penal ante la Fiscalía General de la República contra Francisco Javier García Cabeza de Vaca, gobernador de Tamaulipas, así como a su familia y algunos de sus colaboradores, por enriquecimiento ilícito, desvío de recursos públicos y defraudación fiscal.

La denuncia incluye nombres de socios y algunas empresas que están ligadas a el, tanto en México como en EEUU. Dicho documento menciona que en caso de que la FGR logre acreditar cualquiera de los delitos que se le imputan al gobernador tamaulipeco, la propia FGR estará obligada a girar órdenes de aprehensión contra el gobernador y algunos de sus principales colaboradores.

La indagatoria realizada por la Unidad de Inteligencia Financiera indica que desde que ganó una diputación federal en el año 2000 y hasta ocupar su cargo actual de gobernador, la suma de todos los ingresos que recibió Cabeza de Vaca fue de apenas 21 millones 205 mil 912 pesos, por lo que existe una diferencia no explicada de 82 millones 794 mil 88 pesos en el valor de los inmuebles y ranchos que posee el mandatario estatal.