El Servicio de Administración Tributaria (SAT) embarga mayor cantidad de automóviles y camionetas “chocolate” que armas cortas y largas en las aduanas.

Los agentes encargados de inspeccionar a los turistas estadounidenses y mexicanos radicados o de viaje por Estados Unidos han incautado más de 421,028 automóviles y vehículos en las 49 aduanas del 1 de enero de 2006 hasta el 1 de octubre de 2020, revela cifras a las que tuvo acceso Forbes México.

El organismo a cargo de Raquel Buenrostro Sánchez logró retener más de 30,063 armas cortas y largas que no llegaron al crimen organizado o bandas de delincuentes de 2008 hasta los primeros días de 2020.

En 2006 y 2007 no registró ni una sola incautación de armamento por los recintos fiscales vigilados por videocámaras, tecnología de punta, así como personal adscrito al SAT encargado de combatir el contrabando y el tráfico de mercancías.

Durante el gobierno de Felipe Calderón, Enrique Peña Nieto y ahora Andrés Manuel López Obrador fueron embargadas 12,029 armas cortas y 18,034 armas largas que procedían de las tiendas en Estados Unidos.

La Administración General de Aduanas dice que de 2007 hasta el cierre de 2012, años en que estaba como presidente de la República Felipe Calderón, fueron retenidos 190,591 autos “chocolate” en las aduanas de las frontera con Estados Unidos. En ese mismo periodo fueron embargadas 19,260 armas cortas y largas, las cuales querían ser introducidas a México.

En las aduanas más de 222,564 automóviles y camionetas fueron embargadas durante el gobierno de Enrique Peña Nieto, quien estuvo desde 2013 hasta 2018. En contraste, incautaron 10,307 armas cortas y largas.

De enero de 2019 hasta 1 de octubre de 2020 han sido embargados 5,611 automóviles en las aduanas y fueron retenidas 496 armas largas y cortas, que querían ser ingresadas de manera ilegal a México, según las cifras del SAT.

Las armas pasan sin problemas por las aduanas, incluso están pasando partes de rifles de alto calibre, es decir hay quien pasa primero un componente, luego otro hasta que ya tienes todas las piezas suficientes para ensamblar en suelo mexicano, revela Tony Payán.

El investigador de la Universidad de Rice señala que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador debe revisar el tipo de armas usadas en los enfrentamientos en México, porque son pistolas, revólveres, metralletas y armas de repetición de alto calibre.