Retroceder en el semáforo epidemiológico al color rojo con un nuevo cierre de actividades significaría un nuevo impacto al empleo en la Ciudad de México similar al que se tuvo al inicio de la pandemia de COVID-19, reconoce Soledad Aragón Martínez, titular de la Secretaría de Trabajo y Fomento al Empleo capitalina.

“Si existe una pandemia, y se cierran negocios, pues habrá un impacto en el empleo, un impacto en la economía, pero precisamente por eso estamos trabajando para que no suceda”, dice Aragón.

La secretaria señala que a pesar del recorte generalizado que aplicará el Gobierno de la ciudad ante la caída de los ingresos, para la Secretaría del Trabajo se mantuvo el mismo presupuesto para los programas sociales que se asignó para el año en curso.

“Si lamentablemente se regresara a semáforo rojo se tendrían que cerrar las actividades no esenciales, seguramente habrá un impacto, pero estamos por iniciar 2021 con nuevo presupuesto y vamos a poner en marcha de manera inmediata todos nuestros programas sociales y todo el apoyo que tiene el Gobierno de la ciudad.

“El mismo presupuesto que tuvimos para 2020 lo tendremos en 2021 para apoyo al desempleo, para cooperativas, fomento al empleo, capacitación, ocupación temporal”, explica Aragón.

Esto permitirá que más personas puedan acceder a programas como el Seguro de Desempleo, apoyos a cooperativas y capacitación laboral que ante el incremento de la demanda fueron asignados y dejaron de recibir solicitudes entre abril y mayo, cuando existió la mayor pérdida de empleo formal en la ciudad con 162,808 puestos menos entre ambos meses.

Desde que el Gobierno de la ciudad declaró emergencia sanitaria por COVID-19 en marzo se perdieron en la capital hasta septiembre 198,401 empleos formales y en octubre se recuperaron 36,902 plazas ante el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), por lo que un total de 161,499 puestos no se han podido recuperar.