Celebrado desde el 2019 y proclamado por la UNESCO, el día mundial del Olivo se festeja con el objetivo de preservar el árbol milenario.

La organización lo reconoce como signo de sabiduría, armonía y paz, que servirán para consolidar los valores humanos y culturales entre los pueblos.

Entre sus muchas bondades y aportes se encuentran: la protección para evitar la erosión de los suelos y la desertificación; frenar las emisiones de CO2 a la atmósfera; sus propiedades terapéuticas y cultivos para alimentar a la población.

Datos sobre el árbol y su fruto:

  • Originario de los países del Mediterráneo.
  • En la antigua Grecia la rama era un símbolo de victoria, longevidad, sabiduría y fertilidad; en la religión católica símbolo de paz y esperanza.
  • El Olivo de Vouves es el más longevo del mundo, con más de 4 000 años de antigüedad; se encuentra ubicado en Ano Vouves, isla griega de Creta.