La solidaridad de las remesas

En el primer semestre de 2020, las remesas de los mexicanos en el extranjero sumaron 19,274 millones de dólares un crecimiento del 10.60 % con relación al primer semestre de 2019, según el Banco de México (BM).

El 96 % de las remesas provienen de Estados Unidos y de enero a junio se realizaron 57.38 millones de operaciones de envío con un promedio de 336 dólares. El crecimiento de estas fue del 5.55 % y del monto de 4.53 % con relación al primer semestre de 2019.

El Centro de Estudios Monetarios Latinoamericanos (Cemla) sostiene que el envío histórico de las remesas es un dato “muy favorable” ante la realidad de la economía de Estados Unidos y la situación de los migrantes producto de la pandemia del Covid-19.

Esto se hizo posible por los programas de ayuda del gobierno de Estados Unidos a sus ciudadanos, para enfrentar el desempleo. Y porque los apoyos a los hogares en muchos casos han sido superiores al ingreso que normalmente reciben por su trabajo.

La tercera parte de los migrantes mexicanos que envían remesas son ya ciudadanos de Estados Unidos y esto les posibilitó el acceso a programas federales y de los estados en los que residen. Esto es lo que ha permitido mantener el envío constante de remesas.

Los migrantes en esta crisis decidieron solidarizarse todavía más con sus familiares al conocer su situación en México derivada del mal manejo que se ha hecho de la economía en medio de la pandemia. Lo que no hizo el gobierno sí lo hicieron los migrantes.

Las proyecciones de Cemla es que de no presentarse en un futuro interrupciones significativas de la economía de Estados Unidos, el empleo de los mexicanos seguirá mejorando y con ello la posibilidad de enviar más remesas a sus familias en el país.

Por eso se estima que en los próximos años en México, Centroamérica y el Caribe continúe la evolución positiva que han tenido las remesas que ha demostrado una gran resistencia a diversos vaivenes de la economía en Estados Unidos.

En México son 1.65 millones de familias que de manera constante reciben remesas. En éste primer semestre por la depreciación del peso frente al dólar sus ingresos se incrementaron en 27.9 %.

Al primer semestre de 2010 el monto de las remesas fue de 10,536 millones de dólares; en 2012 de 11.672 millones de dólares; en 2015 de 11,990 millones de dólares; en 2017 de 14, 633 millones de dólares y en 2018 de 16,337 millones de dólares.

De los últimos diez años, con relación al año anterior, sólo hubo una caída de las remesas en 2010 con -5.60 %. A partir de ahí el crecimiento ha sido sostenido: En 2012, 5.98 %; en 2015, 4.14 %; en 2017, 10.94 % y en 2018, 11.64 %, el más alto.

Twitter: @RubenAguilar

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí