Patricia Flores Elizondo, ex jefa de la Oficina de la Presidencia en el sexenio de Felipe Calderón, renunció este miércoles al PAN y se perfila como la candidata de Movimiento Ciudadano a la gubernatura de Durango.

La otrora poderosa funcionaria de Los Pinos envió al dirigente del blanquiazul, Marko Cortes, una carta en la que denuncia alianzas electorales cupulares.

“La falta de liderazgos en el PAN se evidencia ante su prioridad de construir alianzas electorales cupulares y ser incapaz de comunicar y comprometerse con la ciudadanía y sus causas”, puntualizó.

Agregó que Acción Nacional ha dejado de entender y mover las almas de las nuevas generaciones y de representarlas.

“Tristemente veo que ese PAN donde crecí y me forme hoy ya no existe”, escribió la sobrina de Rodolfo “El negro” Elizondo, quien fue el primer alcalde panista de Durango, ex secretario de Turismo y ex vocero de ex presidente Vicente Fox.

En la misiva que publico en sus redes sociales, Flores Elizondo dijo que estuvo en Acción Nacional en tiempos de sequía y de frutos a favor de México; en las buenas y en las malas. Sin embargo desde hace tiempo “me cuesta más esfuerzo encontrar al interior del PAN, esa inspiración para compartir trincheras”.