Por la vía rápida y sumando de última hora una bolsa de 167.4 millones de pesos (MDP) de “ahorros” de la administración estatal, el pleno del Congreso local perfilaba anoche la aprobación del Presupuesto de Egresos y la Ley de Ingresos del próximo año. El gasto estatal sería de 137 mil 286 MDP.

Aunque se añadieron fondos, se preveía que la Universidad de Guadalajara (UdeG) no obtuviera la ampliación que solicitó. La aportación estatal se determinó en seis mil 510 MDP, lo que representa un incremento de 3.8%; la demanda de los universitarios es un alza de 10 por ciento.

En el caso de los Hospitales Civiles, la ampliación era de 100 MDP que se sumarían a los cuatro mil 390 MDP que ya tenían etiquetados en la iniciativa.

La principal reasignación sería para la Secretaría de Infraestructura y Obra Pública: le añadirían 80 MDP para obras del área de cancerología en el Hospital Civil de Tonaláy 130 MDP para el Hospital General de Miramar.

Sin especificar a qué se destinaría, los diputados se concederían un aumento de 30 MDP en el gasto del Poder Legislativo, que en total dispondría de 828.1 MDP.

La bolsa para las prerrogativas de los partidos políticos tendría 100 MDP menos: se quedarían con 131.3 MDP para actividades ordinarias. A la Comisión de Búsqueda de Personas Desaparecidas, que en la iniciativa del gobernador tenía un recorte, le reasignarían dos MDP para quedarse con 41.2 MDP.

 

Otras modificaciones serían 10 MDP para el programa piloto sobre diabetes tipo1, siete MDP para el programa “menstruación digna” y un millón para un programa de apoyo a huérfanos por COVID-19.