Triple Erre

 

NOEMÍ LUNA puso el dedo en la llaga. Demandó más justicia presupuestal y distributiva para los 32 estados y los más de 2,400 municipios del país y menos políticas caritativas y clientelares con las que el CAUDILLO y Morena mantienen a los pobres en su pobreza y atrapados en la esperanza de recibir las ayudas misericordiosas que les maten el hambre. La diputada zacatecana del PAN propuso reformar la Ley de Coordinación Fiscal para que los estados, que ahora reciben 20 de cada 100 pesos de la recaudación federal participable, obtengan 30 pesos. Y a los municipios, que les llegan 4 de esos 100 pesos, puedan disponer de 2 ó 3 pesos más. Por supuesto que la aplanadora de Morena y sus compinches de PT y Verde en San Lázaro rechazarán la iniciativa de la zacatecana. A los pobres de México que no se los toquen. Que los dejen como están. Faltaba más.

OPERACIÓN CUCARACHA

LLEGÓ EL CAUDILLO a Zacatecas. Y se presentó el tan esperado Plan de Ayuda. Desfilaron muchas cifras y promesas. Las referentes al combate a la violencia y al crimen organizado le tocaron al secretario de la Defensa Nacional, general LUIS CRECENCIO SANDOVAL. Anunció que 3 mil 844 soldados y policías se encargarán de la seguridad del estado. Estarán divididos en tres bloques: 1 mil 940 en el centro, 1 mil 104 en el sur y 800 en el norte. La duda está en si la cantidad será suficiente para contener a las organizaciones criminales con la sola oferta de abrazos, no balazos. Sin una estrategia de inteligencia e investigación para dar con la madriguera de los capos y capturarlos es muy probable que solamente se provoque la “operación cucaracha” y se les empuje a los estados vecinos hasta que pase la euforia rescatista.

 

SE OLVIDARON DE LAS VIUDAS

PODRÍA PARECER una analogía macabra y de muy mal gusto. Empero quien la planteó, de la gente de DAVID MONREAL, no pudo ser más descriptiva. “Al velorio del señor no invitaron a la viuda”. El Estado Mayor Presidencial, la oficina de giras del CAUDILLO y el equipo de logística del gobernador decidieron no invitar a los presidentes municipales, ni siquiera a los más agraviados por la violencia de los carteles del crimen organizado, a la presentación del Plan de Ayuda a Zacatecas.

 

NI LA OPINIÓN LES PIDIERON

En Fresnillo, SAÚL MONREAL aún no termina de sepultar a los ocho cristianos asesinados y colgados de árboles en San José de Lourdes. En Valparaíso ELEUTERIO RAMOS no tiene forma de parar el éxodo de familias que huyen de los grupos de empistolados que se pasean impunemente por las calles del municipio. Y en Cuauhtémoc PANCHO DONAS a ratos cumple tareas de alcalde y a ratos de gendarme, siempre con la angustia de que los 10 colgados del puente se le conviertan en 20 ó 30. Ni a ellos ni a los presidentes de otros municipios dominados por el crimen: Loreto, Jerez, Villa Hidalgo, nadie los invitó al aquelarre presidencial. Ni nadie les pidió su opinión.

RECLAMAN MEDICINAS PARA EL CÁNCER

DOBLE RECLAMO hicieron padres de niños con cáncer al CAUDILLO LÓPEZ. En las proximidades del Palacio de las Convenciones, donde el presidente y su gabinete presentaron al gobernador MONREAL y su gabinete el plan de apoyo para Zacatecas, medio centenar de mujeres y hombres se apostaron para manifestar sus protestas. SUSAN CABRAL, presidenta de la Asociación Mexicana de Ayuda a Niños con Cáncer (AMANC) los acompañó. Los inconformes exigieron al CAUDILLO medicinas oncológicas y deploran la reforma fiscal que impide que las donaciones a organismos como AMANC sean deducibles de impuestos.