El Consejo Coordinador Empresarial (CCE) consideró fundamental que Canadá, México y Estados Unidos se responsabilicen de la plena implementación del T-MEC, para aprovechar los beneficios del acuerdo comercial tripartita como un marco económico para avanzar en la prosperidad compartida y la generación de empleos.

Esto puede lograrse mediante mayor diálogo entre los gobiernos, además de llevar a cabo acciones conjuntas de cumplimiento, indicó el máximo órgano de representación del sector privado en un comunicado previo a la novena Cumbre de América del Norte en Washington, Estados Unidos.

También puedes leer: La obra de Frida Kahlo subastada por 34 millones de dólares

De acuerdo con un comunicado del CCE, la comunidad empresarial de América del Norte confía en que en el encuentro de jefes de Estado, se asegure que los tres países tengan avances tangibles para alcanzar la visión compartida de hacer de Norteamérica la región más dinámica y competitiva del mundo.

El Consejo considera que tanto el comercio como la inversión entre los tres países han contribuido de manera significativa al crecimiento económico y la prosperidad, estimando que generan al menos 20 millones de empleos en Norteamérica.

“Gracias al Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), hoy nuestras tres naciones pueden presumir una plataforma unificada de cadena de suministro desde la cual comerciamos y competimos globalmente”, menciona el CCE en el comunicado

Sin embargo, el CCE considera que todavía queda mucho trabajo por hacer para asegurar que la economía continental sea lo más resiliente e incluyente posible.

“Consideramos que los gobiernos de nuestros tres países deben priorizar la coordinación y acciones en tres áreas específicas para explotar nuestro potencial económico como región”, aseguró

El CCE destacó que para incrementar su competitividad, las tres naciones deben garantizar ambientes de inversión abiertos y transparentes.

Los retos relacionados con el comercio mundial y la pandemia han traído consigo una oportunidad sin precedentes para fortalecer las cadenas de suministro en América del Norte.

Otro punto que puntualiza el CCE respecto al diálogo trilateral, es que los tres gobiernos capitalicen las lecciones aprendidas de la pandemia por COVID-19 y se preparen para el futuro, además de mejorar la coordinación en la respuesta a emergencias y alineando la definición de industrias y servicios esenciales en los tres países.