Esta mañana, se dio a conocer que el Papa Francisco nombró a su hasta ahora representante en México, el Nuncio Apostólico Franco Coppola, como nuevo Nuncio Apostólico en Bélgica.

“Agradecemos a S.E. Mons. Franco Coppola por la labor que realizó durante 5 años en nuestro país. Al mismo tiempo lo felicitamos por su nombramiento como Nuncio Apostólico en Bélgica; que Santa María de Guadalupe lo acompañe en su nueva encomienda”, escribieron los obispos mexicanos en su cuenta oficial de Twitter.

“En este momento agradezco a Dios, a través del nombramiento del Santo Padre, la verdadera gracia de haber sido Nuncio Apostólico en México: salgo mucho más rico en fe y en humanidad de como llegué hace 5 años”, escribió Mons. Coppola en una carta enviada a los obispos mexicanos que publicó en su cuenta oficial de Facebook.

“Agradezco a Santa María de Guadalupe por haberme acogido, dirigido, protegido y fortalecido con su mirada maternal que, estoy seguro, me acompañará donde quiera que vaya”, continuó.

El Nuncio agradeció a los obispos mexicanos y al “pueblo santo de Dios que peregrina en México; su fe sencilla y ardiente me ha pedido en cada momento estar a la altura de lo que él ve en sus pastores, la presencia misma de Dios que lo bendice y guía”.

Mons. Coppola precisó que se quedará “en este hermoso país hasta el fin del año para terminar los asuntos pendientes. Tengo entendido despedirme de nuestra Madre el 1 de enero, en la Misa que tradicionalmente el Nuncio celebra en la Basílica de Guadalupe”.

“Los días siguientes los pasaré en Roma, entregando el trabajo hecho en México u recibiendo las encomiendas para lo que me espera en Bélgica, donde llegaré a la mitad de enero”, precisó.

“Unidos siempre en la oración por el Santo Padre y por toda la Iglesia, encomendándome yo mismo una vez más a sus plegarias, me sirvo de la circunstancia para reiterarle mis mejores parabienes en el Señor”, finalizó Mons. Coppola.