La fortuna que ofrezca Emilio Lozoya, “por más alta que parezca”, no cubre “ni siquiera una fracción del daño” que ocasionó al Estado mexicano.

Carlos Treviño, ex director de Petróleos, Mexicanos (Pemex), declaró contra quien ya se emitió una ficha roja para dar con su paradero.

En un escrito dirigido al titular de la Fiscalía General de la República (FGR), Alejandro Gertz, el ex funcionario aseguró que, como director de Pemex, Lozoya provocó tan solo en un caso una afectación al erario por 2 mil 813 millones de pesos, por lo que se opuso a que le otorgue un criterio de oportunidad, previa reparación del daño.

Ya con la ficha roja emitida por la Organización Internacional de Policía Criminal (Interpol), Treviño acusó al ahora preso en el Reclusorio Norte que a los dos días de que ocupó el cargo se eliminó del contrato de suministro de etano la inmunidad que impedía que México fuera demandado por Braskem-Idesa ante tribunales internacionales.

Abundó que esa decisión derivó en que la empresa productiva tuviera que pagar dicho monto por concepto de eliminación a la inmunidad soberana, lo que produjo “incalculables perjuicios económicos a Petróleos Mexicanos”.

Carlos Treviño sostuvo que al ordenar la modificación de esta cláusula el ex funcionario “traicionó la soberanía nacional”, por lo que coincidió con lo dicho en la audiencia del pasado 3 de noviembre por el asesor jurídico de Pemex, Víctor Tinoco Mendoza, de que es irreparable el daño causado a Pemex.

Consideró que tampoco existe posibilidad alguna de que con las cantidades de dinero que ofrece Lozoya, “por más altas que parezcan”, se repare el daño que causó al Estado mexicano, e incluso señaló que estos inmuebles o bienes no pueden cubrir ni siquiera una fracción del daño que realmente ocasionó.

Por el caso Odebrecht, Emilio Lozoya ofreció dos inmuebles de “alto” valor a fin de reparar el daño que la FGR fijó en 7 millones de dólares, caso en el que le imputan los delitos de asociación delictuosa, operaciones con recursos de procedencia ilícita y cohecho; mientras que en Agronitrogenados prometió 5 millones de dólares.

“Si Lozoya ofrece algo de dinero (nada comparado con el daño causado por los delitos que se le atribuyen) o realizar más señalamientos contra otras personas, o bien la Fiscalía ofrece conceder el criterio de oportunidad desconociendo que el daño causado es económicamente incalculable, de nuevo, alguna de las partes estará mintiendo.

“El daño que ha causado Emilio Lozoya tanto a quienes hemos sido objeto de sus falsos señalamientos, como al erario público por tener que renegociar contratos para no ser demandados ante tribunales internacionales, la afectación a la credibilidad de esta Fiscalía y la imposibilidad material de que repare el daño causado por los delitos que ha cometido, impide que se contemple siquiera como una posibilidad, volver a hacer tratos con él”, enfatizó.

Carlos Treviño, quien cuenta con una orden de aprehensión y una ficha roja de Interpol para ser ubicado en 194 países, remitió a la Auditoría Superior de la Federación, y en particular a la revisión de la Cuenta Pública 2018, para sustentar el monto de 2 mil 813 millones de pesos de daño al erario que causó Lozoya en su cargo.

“A partir de 2014 la producción nacional de gas ha disminuido 26.5 por ciento, situación que ha prevalecido en 2018 (…) e incumple con el suministro de etano al cliente del Complejo Etileno XXI, cuyo costo de penalizaciones contractuales a cargo de PTRI fueron en 2016, 2017, y 2018 por 283 mil 35.8, 810 mil 155.4 y mil 720 millones 352 mil pesos, respectivamente”.

Acusación Funcionarios federales revelaron  que la FGR fue notificada por Interpol de la emisión de la ficha y que el ex funcionario que encabezó Pemex entre 2017 y 2018 y fue denunciado por su antecesor, Emilio Lozoya, comenzó a ser buscado a escala mundial. Hace unas semanas, un juez de control del Centro de Justicia Penal Federal adscrito al penal de máxima seguridad del Altiplano, en el Estado de México, ordenó su aprehensión por su probable responsabilidad en los delitos de asociación delictuosa y operaciones con recursos de procedencia ilícita.

Aunque la fiscalía primero pidió declararlo sustraído de la justicia porque no se presentó a la audiencia donde iba a ser imputado, días después solicitó la orden de captura. El Instituto Nacional de Migración notificó que el 6 de septiembre, el ex director registró una salida al extranjero en un vuelo privado desde el aeropuerto internacional de Toluca, Estado de México; la nave aterrizó en Houston a las 23:01 horas de ese día, informó el Centro Nacional de Planeación, Análisis e Información para el Combate a la Delincuencia.

De acuerdo con la carpeta de investigación que judicializó el Ministerio Público, el 17 y 20 de septiembre de 2014, el hoy buscado por la Interpol recibió 4 millones de pesos en su domicilio del Estado de México por conducto de Norberto Gallardo Vargas “con motivo de la continuidad ilegal del contrato de Suministro de Etano, celebrado entre Pemex Gas y Petroquímica Básica y Braskem, ello con el conocimiento de que dichos recursos procedían de una actividad ilícita”.

Norberto Gallardo fue jefe de escoltas de Lozoya y en su momento dijo a la FGR que entregó 19 millones 190 mil pesos a cuatro políticos y ex funcionarios, como pagos por aprobar la reforma energética en el gobierno de Enrique Peña.