Mariposa Monarca arribó al santuario Sierra Chincua: Las primeras colonias de mariposa monarca llegaron esta semana al santuario Sierra Chincua, en el municipio de Angangueo, Michoacán. 

Otro de los hogares de invierno del lepydóptero, de medio gramo de peso, que se distingue por una de las migraciones masivas más largas del mundo, desde Canadá hasta nuestro país.

 

Ante ello, Luis Martínez García, comisario del santuario Sierra Chincua, dijo: 

“No siempre llega en las mismas fechas; este año apenas llegó. La mariposa llega y se relaciona con el Día de Muertos, día uno y dos de noviembre. Lo tomamos como que viene a visitar sus muertos del año pasado, cada año es una generación diferente y cuando llegan, primero llegan a la parte más alta de la Sierra”.

Es aquí, a casi cuatro mil metros sobre el nivel del mar, que los millones de mariposas Monarca se sienten seguras para hibernar de los árboles de oyamel de la reserva ecológica de la Sierra de Michoacán.

Asimismo agregó que, “Buscan el lugar, se ubican y empiezan a hibernar ahí están hibernando durante unas dos semanas para ya, que le dijera, el 20 de noviembre o desde el 15 empiezan a revolotear, a hacer sus recorridos aquí en el bosque cuando hay sol, cuando está nublado no se mueven, solo permanecen pegadas en los árboles”.

Los ejidatarios proponen visitar los santuarios después del 15 de noviembre, los horarios de 9 de la mañana a las 5 de la tarde todos los días hasta finales del mes de marzo.

Actualmente es necesario un largo recorrido para lograr verlas a la luz y calor del Sol.

“Aquí es donde van las mariposas por el río, vienen haciendo su recorrido de Canadá hasta llegar aquí que son los santuarios”, dice una madre con sus hijos en Angangueo, mientras caminan.