El exgobernador Sandoval fue detenido el pasado 6 de junio por enriquecimiento ilícito, ya que durante su mandato sació sus gustos por los caballos, las joyas y las propiedades.

Un juez federal rechazó la solicitud de amparo presentada por Roberto Sandoval Castañeda, exgobernador de Nayarit (2011-2017) tras ser detenido bajo el delito de operaciones con recursos de procedencia ilícita.

De acuerdo con información del periodista Rubén Mosso del diario Milenio, el Juez de Control Oscar Márquez Torres del Centro Regional de Justicia Penal en Tepic vinculó a proceso el pasado 18 de junio a Roberto Sandoval, por lo que indicó la prisión preventiva como medida cautelar.

En defensa del exgobernador Sandoval, su derecho a la libertad fue coartado al ser vinculado a proceso antes de tiempo, por lo que no se le debió de instaurar la medida cautelar desde el inicio. Sin embargo, la respuesta del Juez de control fue negativa ya que no existe garantía de que el imputado compareciera a audiencias futuras si es que fuera puesto en libertad.

“Existe la necesidad de imponer la medida cautelar de prisión preventiva, puesto que si bien ya tiene el quejoso la prisión preventiva justificada en las diversas causas penales del orden federal y estatal, lo cierto es, que el eventual caso que llegara a obtener su libertad en las diversas causas penales, no habría garantías de que compareciera a futuras audiencias en la presente causa penal”, se expuso el Juez Márquez Torres según el expediente 541/2021 recuperado por Latinus.

Ante la respuesta negativa a la solicitud de amparo, Roberto Sandoval fue de nueva cuentas recluido en el penal federal “El Rincón”, ubicado en Tepic.

Roberto Sandoval Castañeda fue Gobernador de Nayarit entre 2011 y 2017 bajo el Partido Revolucionario Institucional (PRI).

Dos meses después de que terminó su mandato, la Fiscalía General de la República inició una investigación en contra suya por enriquecimiento ilícito, quien durante su gestión satisfizo sus gustos por los caballos, las joyas y las propiedades; además de aceptar sobornos por parte de “Los Cuinis”, brazo financiero del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG).

El pasado 6 de junio de este año fue detenido en Linares, Nuevo León junto con su hija Lidy Alejandra gracias a la cooperación de elementos de la Agencia de Investigación Criminal (AIC) de la FGR, de la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA), del Centro Nacional de Inteligencia (CNI) y de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

A Sandoval se le acusa de un desfalco en el Fondo de Inversión y Reinversión para la Creación y Apoyo de Empresas Sociales del Estado de Nayarit. El exgobernador enfrenta hasta 20 años de cárcel, inhabilitación para cargos públicos y una sanción de reparación del daño de unos 20 millones de pesos, de acuerdo con la Fiscalía.