Varias explosiones alertaron a poblanos del norte de la capital debido a una serie de explosiones que vibraron casas y negocios.

Según los primeros reportes de Protección Civil, se trató de la explosión de una toma clandestina en la junta auxiliar de San Pablo Xochimehuacan.

En el lugar laboraban bomberos y elementos de Protección Civil quienes piden a la población salir de sus casa.

Vecinos habían reportado un fuerte olor a gas en los primeros minutos de este domingo. Las familias de la zona están siendo desalojadas.

Por su parte, el alcalde Eduardo Rivera señaló en su cuenta de Twitter que la explosión en San Pablo Xochimehuacan ya fue controlada, “lamentablemente hubo personas heridas que ya fueron trasladadas a hospitales para su valoración”.