Es en los últimos meses del año cuando se marca el fin del Horario de Verano; por lo que hay que poner especial atención en los cambios a realizar el ingreso del denominado Horario de Invierno.

Es el 31 de octubre, el día en que el calendario llega a su fin con el Horario de Verano, por lo que gran parte de la población en la república mexicana deberá de atrasar una hora los relojes. Dicha situación genera que el amanecer se dé aproximadamente a las 06:30 horas, y el crepúsculo comience a las 19:00 horas.

Desde hace más de dos décadas, el gobierno en turno recuerda a los mexicanos sobre el cambio de horario por la proximidad del verano, una medida que tiene como principal objetivo aprovechar la luz natural del día para reducir el uso de energía eléctrica en las actividades cotidianas.

De acuerdo con la Secretaría de Energía (Sener), el horario mencionado entrará en vigor en toda la República Mexicana con su excepción, Sonora, Quintana Roo y los 33 municipios de la franja fronteriza del norte del país.

Los municipios que no tendrán cambio de horario son Tijuana, Mexicali, Ensenada, Playa Rosarito y Tecate, en Baja California; Juárez, Ojinaga, Ascensión, Coyame del Sotol, Guadalupe, Janos, Manuel Benavides y Praxedis G. Guerrero, en Chihuahua; Acuña, Piedras Negras, Guerrero, Hidalgo, Jiménez, Zaragoza, Nava y Ocampo, en Coahuila; Anáhuac y Los Aldama, en Nuevo León, así como Nuevo Laredo, Reynosa, Matamoros, Camargo, Guerrero, Gustavo Díaz Ordaz, Mier, Miguel Alemán, Río Bravo y Valle Hermoso, en Tamaulipas.

De acuerdo con los datos de la administración pasada, el gobierno federal señaló que, a 22 años de haber iniciado éste programa, con base en los ahorros de energía eléctrica no consumida, en 2018 se mantuvo por debajo del promedio de 945.29 gigawatts-hora (GWh), mientras que la demanda no requerida equivalió a abastecer el consumo de 592 mil 240 casas-habitación durante todo un año, con un consumo promedio de 266 kWh por bimestre.

Esto se calcula en un ahorro económico de mil 359 millones de pesos, y a su vez se evitaron emisiones de CO2 por 498 mil toneladas. También se dejaron de utilizar 1.2 millones de barriles de petróleo.

Ahora en 2019, ya en la administración actual, los resultados del Horario de Verano señalan que se obtuvo un ahorro en consumo de 876 GWh, 7.3% menos que en el último año del gobierno pasado.