Dejar de fumar requiere de grandes esfuerzos para la persona que lo pretende, sin embargo, la recompensa en cuanto a los beneficios que dejar de lado esta práctica traerá  a tu cuerpo son muchos.

Erradicar esta práctica requiere de un esfuerzo mental importante y así como el tabaco influye de una forma malsana en nuesta mente, podemos usar alimentos que influyan en el cerebro para aliviar la adicción al tabaco, o reducir la ansiedad.

Está demostrado científicamente que los alimentos pueden ayudarte a controlar los impulsos, o disminuyen sus efectos. Pero también la fortaleza mental que pongas al proceso será pieza clave dejar de fumar.

A continuación compartiremos 5 alimentos baratos, y no exigen preparación, que te ayudarán a hacer más ligero el proceso.

Puedes leer: Estos son los alimentos que afectan nuestro olor corporal

Cacahuetes

Este fruto seco es muy rico, y el proceso de pelarlo y masticarlo mantiene la mente y la ansiedad distraídas.

Pero no abuses de ellos, porque como todos los frutos secos, aunque son muy beneficiosos tienen bastantes calorías.

Palomitas

Como los cacahuetes, las palomitas exigen bastante proceso para masticar por eso son buenas para los tomar en momentos de ansiedad.

Además aportan fibra, y no tienen muchas calorías.  Evita también la sal, azúcar, y otros aditivos.

Si no puedes comerlas crudas, prepáralas con una cucharada de aceite de oliva.

Chicles y caramelos de menta

Cuando te entren ganas de fumar, mastica tu chicle favorito. Está demostrado que reduce las ganas de meterte en la boca un cigarrillo.

Verduras crujientes

Estamos siguiendo el principio de comer alimentos que obliguen a masticar, para tener la boca distraída, y que no aporten muchas calorías.

Para esta función sirven muy bien las zanahorías crudas, el apio, el brócoli crudo, la coliflor o los pimientos en rodajas.

Fruta fresca

La fruta fresca y crujiente como naranjas, peras, manzanas o plátanos son frutas dulces y sabrosas que te ayudarán a disfrutar de la comida en los peores momentos.