El secretario estadounidense de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas, comunicó hoy viernes a las agencias involucradas en migración su decisión de poner fin “tan pronto como sea posible” al programa “Quédate en México” , por el cual decenas de miles de personas que buscaron asilo en Estados Unidos han sido enviadas al país vecino a la espera del desarrollo de sus trámites.

Pero indicó que seguirá cumpliendo la orden de un juez de Texas que requiere la implementación del programa, hasta que se dé “una decisión judicial final para anular” ese mandato.

Desde la secretaría, se señaló que el programa hace quesea extremadamente difícil para los indocumentados acceder a asistencia legal y para que EU aborde las preocupaciones de seguridad y protección.

Mayorkas dijo que la administración de Biden puede reducir la migración a la frontera sur y brindar protección a los migrantes que califican para el refugio en Estados Unidos a través de otras políticas, incluido un programa judicial de inmigración acelerado y una regla propuesta que permitiría a los oficiales de asilo adjudicar las solicitudes de manera más rápida.

El gobierno de Biden tiene la esperanza de que el nuevo memorando dé lugar a una revocación por parte de cualquiera de los tribunales que lo han obligado a restablecerlo.

“Mientras la orden judicial esté vigente, estamos obligados a cumplirla. Pero como hemos dicho, lo estamos combatiendo enérgicamente, apelando enérgicamente, por lo que, con este nuevo memorando, buscaremos que el Quinto Circuito anule el fallo del tribunal de distrito o que el tribunal de distrito lo haga por sí mismo”, dijo el DHS.

Activistas promigrantes han argumentado durante mucho tiempo que el programa es un obstáculo ilegal para los solicitantes de asilo, que tienen derecho a presentar su caso en EU.