Aprobó Congreso de Oaxaca la expedición de la Ley para la Localización, Recuperación e Identificación Forense de Personas del Estado, con el objetivo de “lograr una mayor eficacia en la búsqueda de personas y su identificación en los casos de la localización de cuerpos sin vida o restos óseos”.

De acuerdo con la LXIV Legislatura, en Oaxaca existen más de 300 cadáveres sin identificar, de ahí la relevancia de esta ley impulsada por la diputada Karina Espina Carmona, integrante del Grupo Parlamentario de Morena.

La ley también contempla la creación de un registro de personas desaparecidas, su administración, integración y el procesamiento de la información, de acuerdo con un comunicado difundido por el Congreso.

Además, la nueva legislación “busca contribuir al esclarecimiento de los hechos en que se presumen actividades delictivas, conseguir la identificación plena y la posterior reincorporación social y familiar de las personas que así lo necesiten”.

Para que se lleve a la práctica, la Fiscalía General del Estado de Oaxaca (FGEO) y la Comisión Estatal de Búsqueda de Personas deberán realizar adecuaciones a sus reglamentos, de conformidad con lo establecido.

Cabe mencionar que, en Oaxaca no existe un registro público oficial que dé cuenta del número exacto de personas que se encuentran desaparecidas en la entidad.

No obstante, de acuerdo con organizaciones de familiares de personas desaparecidas, como Sabuesos Guerreras Oaxaca, existen al menos 3 mil personas en esa situación en los últimos cuatro años.