Las Calaveritas literarias, son una de las tradiciones más famosas que acompañan al Día de Muertos, las cuales consisten en poemas breves y humorísticos que plantean situaciones imaginarias y el encuentro de un personaje con la muerte.

7 calaveritas literarias para el Día de Muertos: ¿cómo escribirlas?
Las calaveritas litererías son parte de la cultura mexicana

A través de esta tradición se tiene el propósito de recordar a las personas que todos moriremos algún día, sin embargo, utilizan el humor y el amor en sus versos. 

También estos textos se pueden utilizar para satirizar a personajes célebres o políticos, para expresar criticas a favor o en contra de ellos por medio de la burla o la ironía.


También te podría interesar: Calaveras de dulce, una tradición de Día de Muertos


¿Qué debo saber para hacer mi propia calaverita literaria?

Una calaverita literaria es conformado por un poema breve y de carácter popular basando su lore en la época del Día de Muertos.

Estos poemas con sentido humorístico plantean situaciones imaginarias, en donde un amigo o personaje se encuentra con la personificación de la muerte y esta se lo lleva al otro mundo

Por ello, es común que las calaveritas literarias satiricen a personajes célebres o políticos, ya que suelen expresar críticas a favor o en contra por medio de la burla o ironía.

Todo lo que debes saber sobre cómo hacer una calaverita literaria
Las calaveritas literarias suelen ir acompañadas por figuras que representan lo que se está hablando en el texto
¿Cuál es su origen?

El origen no se tiene claro pero, se cree que un religioso franciscano llamado Joaquín Bolaños fue quien escribió la primera calaverita literaria, por medio de la cual expresaba su apreciación de la muerte desde un punto de vista humorístico o burlesco.

Posteriormente, las calaveritas fueron utilizadas en la época virreinal por algunos escritores para burlarse de los largos epitafios de los nobles como una crítica social o burla a algún gobernante.

Aunque estos textos de tono irónico fueron reprimidos desde sus inicios, ganaron cierta popularidad y, en el siglo XIX, el grabador José Guadalupe Posada les dio un giro gracias a su ilustración de la “Calavera garbancera”, la cual Diego Rivera bautizó como “La Catrina”.

Una (otra) biografía de la Muerte | CANZONIERE
Una de las calaveritas literarias escrita por Fray Joaquín Bolaños
¿Qué compone el texto de una calaverita literaria?

Las calaveritas literarias son un género popular que le recuerda a las personas que todos moriremos algún día, por lo que sus características más comunes son:

  • Redacción en forma de versos, con rimas asonantes o consonantes.
  • Descripción de un destinatario y una situación.
  • Uso de la burla y el tono irónico para expresar descontento o mofa hacia las actitudes o acciones de una persona.
  • Escrito en forma de epitafio.
  • Características de la persona a la que se dedica. Como el argumento en las calaveritas es siempre que la muerte se lleva a alguien, se deben incluir características de la persona a la que se le dedica.

    Humor. Las calaveritas literarias suelen mezclar el recordatorio de lo inevitable de la muerte con el humor, el amor, la dulzura o el cariño.

    Final sorprendente. Es importante terminar el verso con un final inesperado, es decir, empezar con las características de la persona y llevar la historia hacia el final sorprendente, para hacer notar que es una calaverita hecha para ella.

    Un buen consejo al escribir una calaverita literaria es cantar las sílabas, ya que los versos populares no necesariamente se escriben, sino que primero se dicen. Por ello, se puede intentar cantarlas con tonadas populares para ver si realmente riman.

No cabe duda que las calaveritas llegaron para quedarse por muchos como una tradición, si no ancestral, si una que precede a la conquista de México y que prevalece hasta nuestros días.

Calaverita literaria: te decimos qué son y cómo puedes hacerlas
Un fragmento de una elocuente calaverita