Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC) emitió una alerta sobre la intensificación de las actividades del narco mexicano en el suministro de metanfetaminas en cuatro continentes.

Según con el informe Drogas Sintéticas y Nuevas Sustancias Psicoactivas en América Latina y el Caribe 2021, los responsables del aumento del tráfico de metanfetamina en Estados Unidos y Canadá son clanes mexicanos.

Aseveró que en 2018, las incautaciones en la frontera se “triplicaron con creces” en comparación a 2013, y las cantidades confiscadas en 2020 doblaron a las de 2018, confirmando la “tendencia creciente”. Los decomisos en 2019 se situaron en 120 toneladas.

“Recientemente, Canadá ha informado de una afluencia de metanfetamina que se cree que procede de México”.

Según la agencia antinarcóticos (DEA), en Estados Unidos el crimen organizado en Jalisco, son los que tienen ya mayor presencia en Estados Unidos. El primero, además de fentanilo, distribuye metanfetamina al por mayor mediante centros de distribución en diversas ciudades. Por su parte, el crimen organizado de Jalisco trafica de fentanilo a metanfetaminas utilizando corredores en ciudades colindantes con la frontera sureste de Estados Unidos, como Tijuana, Juárez y Nuevo Laredo.

“Además del tráfico de metanfetamina de México a Estados Unidos y Canadá, cada vez hay más informes sobre el tráfico de metanfetamina a otras regiones del mundo”, concretamente Asia Oceanía.

“En particular, Australia, Japón y Nueva Zelanda han informado de incautaciones y operaciones de tráfico de metanfetamina a gran escala vinculadas a México en los últimos años”.

En los informes proporcionados se hace referencia a incautaciones a gran escala de México hacia estos países por avión, barco y correo. Entre otros, menciona el operativo realizado en agosto de 2019 por la Policía Nacional Australiana y la Fuerza Fronteriza Australiana en el que se detuvo a un mexicano e incautaron 755 kg de metanfetamina de cristal oculta en un cargamento de pieles de vaca procedente de México.

En mayo de 2020, Eslovaquia reportó la mayor incautación individual de esta droga en el país, 1.5 toneladas, se cree que provenía de México y se traficó por Croacia.

Además del tráfico de metanfetamina desde México, se han registrado varios incidentes de ciudadanos mexicanos detenidos por estar involucrados en la fabricación de metanfetamina de cristal en Europa, particularmente en Holanda Bélgica.

Los servicios policiacos creen que el narco mexicano esté tratando de trasladar sus actividades de fabricación de metanfetamina de África Occidental a Europa, para facilitar los envíos a Asia y Oceanía, donde la droga tiene mayor demanda que entre los europeos.

En 2016 se desmanteló en Nigeria un gran laboratorio. La técnica de producción seguía la ruta sintética basada en la P-2-P (1-fenil-2-propanona), técnica dominada por los mexicanos. En aquella operación, fueron detenidos cuatro mexicanos que se cree aportaron conocimientos técnicos al método de síntesis, un fenómeno que se ha venido identificando de manera creciente en el Benelux desde 2018.

Las incautaciones de metanfetamina en América Latina se concentran principalmente en México, en donde el número de laboratorios desmantelados ha disminuido drásticamente, de más de 180 en 2015 a unos 40 en 2019.

“Pero esto no indica por fuerza un descenso en la fabricación de metanfetamina en el país”, señala.

Haciendo referencia a la DEA, asegura que la capacidad de producción de los laboratorios en México ha aumentado, de modo que los cárteles requieren menos instalaciones para fabricar a gran escala. La droga se produce principalmente en Baja California, Sinaloa, Jalisco y Michoacán.