Legisladores se enfrentaron la noche del martes en la tribuna de la Cámara de Diputados, lo que provocó que se decretara un receso, tras una discusión originada por la decisión de la Mesa Directiva de no repetir la votación de una reserva de la diputada morenista María Clemente García.

La legisladora pidió no limitar las deducciones de donativos a las organizaciones civiles, por lo que propuso que se pospusiera durante un año una reforma en ese sentido. Luego de una votación a mano alzada que se dio por rechazada, muchos legisladores consideraron que estaba dividida, por lo que varios tomaron la tribuna para exigir que la votación se hiciera de forma electrónica.

Diputadas de Morena y del Partido del Trabajo (PT) ofrecieron una rueda de prensa para condenar los hechos y, en particular señalaron agresiones físicas por parte de dos legisladores panistas, por lo que anunciaron que presentarán una denuncia ante la Fiscalía General de la República (FGR).

En concreto, se refirieron a los diputados panistas Jorge Espadas y José Elías Lixa. Del primero dijeron que tenía aliento alcohólico. Espadas empujó a Margarita García, quien respondió con otro empujón, lo que provocó el retiro del legislador.

Tras varios minutos de receso, se reanudó la discusión en lo particular de la Miscelánea Fiscal 2021, que fue aprobada el día previo en lo general. A las 6 de la mañana el presidente de la Mesa Directiva declaró un segundo receso. La discusión se retomará este miércoles a las 14:00 horas.