Estados Unidos reabrirá sus fronteras terrestres a los viajes no esenciales en noviembre, poniendo fin a una congelación de 19 meses debido al Covid-19 a medida que el país se mueve para exigir que todos los visitantes internacionales se vacunen contra el coronavirus.

Los viajes en vehículos, trenes y transbordadores entre Estados Unidos, México y Canadá se han restringido en gran medida a viajes esenciales, como el comercio, desde los primeros días de la pandemia.

Las nuevas reglas, que se anunciarán el miércoles, permitirán que los ciudadanos extranjeros completamente vacunados ingresen a Estados Unidos, independientemente del motivo del viaje, a partir de principios de noviembre, cuando se establezca una flexibilización similar de las restricciones para los viajes aéreos al país.

A mediados de enero, incluso los viajeros esenciales que busquen ingresar a territorio estadounidense, como los conductores de camiones, deberán estar completamente vacunados. Los altos funcionarios de la administración Biden, citados por la agencia AP, adelantaron la decisión con la condición de permanecer en el anonimato antes del anuncio formal.

Tanto México como Canadá han presionado a Estados Unidos durante meses para que alivie las restricciones de viaje que han separado a familias y reducido los viajes de placer desde el inicio de la pandemia.

La última medida sigue al anuncio del mes pasado de que Estados Unidos pondrá fin a las prohibiciones de viaje basadas en países para los vuelos y, en su lugar, exigirá la vacunación para los ciudadanos extranjeros que deseen ingresar en avión.

La nueva política entrará en vigor a principios de noviembre, dijeron los funcionarios, quienes no especificaron una fecha en particular. Las nuevas reglas solo se aplican a la entrada legal a Estados Unidos.

Cabe mencionar que Estados Unidos aceptará viajeros que hayan sido completamente inmunizados con cualquiera de las vacunas aprobadas para uso de emergencia por la Organización Mundial de la Salud. Eso significa que la vacuna AstraZeneca, utilizada en Canadá y México, será aceptada.