• La ex trabajadora de Facebook compareció ante el Senado de Estados Unidos en donde resaltó el daño que la red social provoca en la sociedad actual.

Al igual que Mark Zuckerber, Frances Haugen estudió en Harvard. Es improbable que ambos coincidiesen en sus años universitarios, aún así sus caminos si coincidieron en 2019, cuando Haugen fichó por Facebook.

Esta semana, esas 2 vidas paralelas chocaron, Haugen llevaba un mes tirando la manta de forma anónima en The Wall Street Journal, sacando a la luz una información que ha empujado a la red social a una de sus peores crisis.

La exempleada se llevó consigo miles de documentos internos, papeles que demuestran que Facebook trabaja con algoritmos que alientan una discordia que a veces cuesta vidas; que sus herramientas están diseñadas para crear dependencia y aumentar el consumo.

Lo que ha encendido más a Estados Unidos, es que sus gestores sabían más de lo que ofrecen asoman a una porción de jóvenes a las puertas del suicidio y la anorexia, sólo por dinero.

Ahora Haugen exige a los legisladores que pongan fin a estas prácticas de la red social en nombre de la protección de la infancia y la adolescencia.

De momento, Haugen parece estar dispuesta a llegar a las últimas consecuencias.