El Papa Francisco durante el evento del Encuentro de Oración por la Paz organizado por la Comunidad de San Egidio realizado esta tarde en la Plaza del Coliseo romano, expresó que el el hombre debe “extirpar el odio de los corazones y condenar toda forma de violencia. Con palabras claras, exhortamos a deponer las armas, a reducir los gastos militares para proveer a las necesidades humanitarias y a convertir los instrumentos de muerte en instrumentos de vida”.

Durante su discurso en el que participaron varios líderes religiosos como el Patriarca Ecuménico de Constantinopla, Bartolomé I, el rabino Pinchas Goldschmidt, presidente de la Conferencia de Rabinos Europeos, y la Canciller alemana, Angela Merkel quien estuvo con el Santo Padre por la mañana en el Vaticano.

Francisco pidió menos armas y más comida y vacunas

“Menos armas y más comida, menos hipocresía y más transparencia, más vacunas distribuidas equitativamente y menos fusiles vendidos neciamente”.

El Papa Francisco pidió que hay que purificar el corazón, “Para que los pueblos sean hermanos, la oración debe subir al cielo incesantemente y una palabra no puede dejar de resonar en la tierra: paz.”

“La paz no es principalmente un acuerdo que se negocia o un valor del que se habla, sino una actitud del corazón. Nace de la justicia, crece en la fraternidad, vive de la gratuidad”.