Pío López Obrador, hermano del presidente Andrés Manuel López Obrador, seguirá siendo investigado por el Instituto Nacional Electoral (INE) por el caso del video en el que se le ve presuntamente recibir dinero en efectivo y que fue revelado en agosto del año pasado, determinó la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF).

El asunto SUP-RAP-105/2020 a cargo de Vargas Valdés proponía desechar las denuncias vinculadas al videoescándalo por considerar que los presuntos delitos ya prescribieron. Sin embargo, la Sala Superior del Tribunal lo rechazó por seis votos a uno.

La consecuencia de esta determinación es que INE debe seguir la investigación contra Pío López Obrador y en su caso determinará las sanciones que correspondan.

En agosto del 2020 a través del medio Latinus, el periodista Carlos Loret de Mola difundió un video en el que se ve al hermano del presidente presuntamente recibir dinero en efectivo de David León Romero.

Los hechos habrían ocurrido en 2015, mientras Pío López Obrador era operador político de Morena y León Romero era asesor de comunicación del gobernador de Chiapas en ese momento, Manuel Velasco.

Posteriormente el presidente López Obrador reconoció la autenticidad del material y señaló que se trataban de “aportaciones ciudadanas” a Morena, movimiento que entonces lideraba. Sin embargo, los partidos de oposición y el propio Instituto Nacional Electoral (INE) abrieron investigaciones sobre el videoescándalo.