Con un evento sencillo a las afueras del templo de San Diego de Alcalá, la autoridad municipal conmemoró el 422 aniversario de la fundación de este municipio, reconociendo que, con el paso de los años, todas las autoridades le han quedado a deber y mucho a este pueblo, pues no se ha logrado tener las fuentes de empleo para evitar la emigración de su gente.

José Naúm Amaya López, en su carácter de presidente municipal, pidió disculpas a las familias que han tenido que emigrar de su tierra natal en busca de mejores oportunidades, “es cierto que hemos crecido, que todos los que alguna vez hemos tenido la oportunidad de ser autoridad, hemos hecho lo mejor posible por buscar mas desarrollo y oportunidades para nuestra gente, pero también hay que decirlo, no hemos logrado crear las fuentes de empleo suficientes para que muchos jóvenes y familias enteras no tenga que salir a buscar mejores oportunidades, a ellos les pedimos una disculpa, pero que sepan que aquí estará siempre abierta la puerta de su casa”, dijo.

De igual manera lamentó el alcalde, que de unos años a la fecha el gobierno federal no le tenga etiquetado dinero a la única carretera que sirve para entrar y salir de Peñón, durante años hemos gestionado y poco a poco hemos logrado mejorar esta única vía de acceso a este municipio, y lo hemos ido logrado, pero hoy vemos con tristeza que el gobierno federal no tenga contemplado ni un peso para mantener o mejorar la calidad del pavimento.

También el presidente municipal, reconoció a los muchos hombres y mujeres que durante 422 años le han dado vida a Peñón Blanco, cada uno a forma y en su trinchera, cada trabajador del campo, ama de casa y funcionario, todos de alguna u otra manera han hecho algo para que el municipio crezca, sea mejor y siga en pie de lucha, “hoy este municipio está de fiesta, porque se cumplen 422 años de su fundación, y a pesar de tener tantos años, no se ha logrado atraer el crecimiento y el desarrollo como otros municipios vecinos, que con menos años de vida tienen más avance, pero seguiremos luchando por conseguir lo que su gente se merece, lo que Peñón Blanco merece y reclama”, reitero.