Tras la intensa erupción del Volcán de la Palma en las Islas Canarias en España, un gran número de investigadores del ramo han manifestado su preocupación por las afectaciones que podrían desatar los fenómenos que vienen de la mano con este. Esto luego de que una vez más este volcán haya entrado en erupción.

Imágenes de televisión mostraron un río de lava cayendo desde un acantilado hacia el agua y produciendo una gran nube de humo. Por otra parte, cabe resaltar que un grupo de expertos del Instituto Español de Oceanografía que siguen en directo el avance de la lava, dijeron que “se está generando un impresionante depósito de más de 50 metros de altura” que sigue creciendo.

Este acontecimiento, que ya preocupaba a las autoridades, obligó al Plan de Emergencias Volcánicas de Canarias (Pevolca) a pedirles a los vecinos de los barrios cercanos que permanecieran en el interior de sus viviendas.

“Cuando la lava llega al mar, se debe observar estrictamente el encierro”, dijo Miguel Angel Morcuende, director del Comité de respuesta de Pevolca, este martes.

Por último, cabe resaltar el comentario de José Mangas, profesor de geología de Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, quien indicó que “Cuando el magma toca el mar, se van a formar unas grandes columnas de vapor de agua porque gran parte del agua del mar se va a vaporizar. Eso se debe al gran contraste térmico que hay entre ambos: la lava tiene una temperatura de más de 900°C, mientras que el agua tiene unos 23°C”.