Georgina y Eduardo, los acusados de asesinar a dos hombres y lesionar a cinco personas más con un artefacto explosivo en Salamanca, fueron vinculados a proceso penal por los delitos de homicidio calificado y homicidio calificado en grado de tentativa.

La tarde de este martes se reinició la audiencia que ya había comenzado desde el viernes pasado y concluyó después de las 21:00 horas.

“A más de una semana del estallido del artefacto explosivo, prácticamente en las manos del propietario de un establecimiento comercial, y que provocó su muerte junto con la de un empleado, los presuntos responsables se encuentran formalmente vinculados a proceso, con medida cautelar de prisión preventiva durante todo el tiempo que ocupe la investigación complementaria”, cita el reporte oficial de la Fiscalía de Guanajuato.

La Fiscalía a cargo de Carlos Zamarripa destacó la manera en que se pudo ubicar de dónde provino la caja de madera con flores artificiales, que dos empleados de moto-envío llevaron hasta el lugar para entregar personalmente al dueño del restaurante Barra 1604, con motivo de su cumpleaños.

Se detalla que la caja tenía “un contenedor cilíndrico de color rojo con cables que, al abrir el propietario de la negociación, estalló y alcanzó a su empleado que estaba a su lado. Ambos murieron de manera instantánea, mientras cinco personas más resultaron lesionadas por el alcance del estallido”.

Según los detalles del caso, el hombre, Eduardo, llevó la pauta en la planeación del atentado que cobró la vida de Mauricio y Mario; mientras que de los 5 heridos, 3 permanecen con atención hospitalaria.

La Fiscalía logró identificar y capturar a las dos personas que participaron en la planeación, traslado y elaboración del artefacto.

“La confluencia de factores que surgieron con el análisis de la telefonía, objetos, los fragmentos del dispositivo electrónico, los vídeos analizados con una duración de más de 600 horas, entre otros indicios, constituyen la información que se pudo recopilar del evento homicida”, citó la dependencia.

“La investigación permitió la identificación de los imputados, GEORGINA “N” y EDUARDO “N”, el móvil de índole económico que los motivó a realizar el atentado y la mecánica de los hechos, expuesta con detalle en la audiencia por lo cual un Juez resolvió su vinculación a proceso con medida cautelar de cárcel bajo cargos de homicidio calificado y homicidio calificado en grado de tentativa”.