Nota de: Latitud Megalópolis

 

El PRI en la Cámara de Diputados exhortó a la Junta de Coordinación Política (Jucopo) para que proponga ante el Pleno de esta Soberanía, la creación de una comisión especial para investigar, atender y dar seguimiento a los problemas, afectaciones y soluciones de los fenómenos hídricos de la zona Tula, Tepeji y Valle de México, con una partida presupuestal especial.

Son 9 los municipios afectados, sobre todo Tula de Allende, y la noche de este martes Protección Civil emitió alerta máxima ante la posibilidad de fuertes lluvias e inundaciones, en tanto que la tarde del lunes se registraron otras afectaciones en diversas calles ante una precipitación pluvial no extraordinarios, anunció la diputada Carolina Viggiano.

“Por ello, estamos solicitando que este punto de acuerdo exija ayuda inmediata a Hidalgo que como lo hemos manifestado, ha sido muy generoso con el Valle de México, con el Estado de México, con la Ciudad de México, dándoles agua limpia, y a cambio hemos recibido agua sucia. No hemos sido tratados en reciprocidad. Hemos sido tratados como el patio trasero de la zona metropolitana, solamente nos llegan aguas sucias”.

La exigencia es que se forme esta comisión especial para darle certidumbre a la población, pues “la decisión de haber inundado esa zona para salvar al Valle de México, nos parece poca ética, nos parece terrible, y exigimos que podamos tener un espacio en los órganos en donde se toman las decisiones del tratamiento que se le está dando al agua pluvial, al agua de los drenajes profundos en la Ciudad de México, porque Hidalgo no tiene un asiento en ese órgano –con la Comisión Nacional de Agua-“, dijo la priista.

Viggiano Austria dijo que los daños se calculan 6 mil y 9 mil millones de pesos y además de presupuesto para ensanchar el Río Tula, porque su cauce es poco para todo lo que tendría que recibir de agua.

Hay más de 31 mil viviendas afectadas, tenemos tres mil 200 hectáreas de cultivo dañadas, 23 puentes vehiculares; 6 puentes peatonales, 11 escuelas y 3 hospitales, independientemente de las viviendas, pavimento e infraestructura pública.

Dijo que aunque se hizo el Emisor Oriente no se hicieron las subsecuentes obras para poder hacer que funcionara como se había proyectado.

Se echó a andar sin haber construido, sin hacer desazolvado, sin haber realizado las obras que hacían falta para que funcionara de manera óptima, eso es lo que pasó.

El diputado Marco Antonio Mendoza enfatizó que se requieren entre 6 mil y 9 mil millones de pesos y unos 3 mil millones de pesos, para ensanchar el Río Tula.