La empresa de petroquímicos Braskem Indesa acordó con Petróleos Mexicanos (Pemex) una inversión de aproximadamente 400 millones de dólares y construir una terminal para la importación de etano, el cual se utiliza para producir plásticos, a escala mundial en Veracruz.

Las nuevas instalaciones se ubicarán en la Laguna de Pajaritos, Coatzacoalcos, y formará parte de las inversiones que se harán para impulsar el Corredor Interoceánico del Istmo de Tehuantepec (CITT).

Subrayó que con el pacto de colaboración firmado con Pemex, el CIIT y la Administración Portuaria Integral (API) se resolvieron diferencias históricas con Pemex, las cuales “venían siendo discutidas por las partes”.

Apuntó que se establecieron nuevos compromisos de volumen y precios para el suministro de etano de Pemex a BI, compatibles con la disponibilidad actual y futura de esta materia prima en el país.

De acuerdo con la enmienda, el compromiso de volumen mínimo de Pemex para suministrar 30 mil barriles por día de etano cambió hasta la puesta en marcha del terminal de importación de etano, programado para el segundo semestre de 2024 o de febrero de 2025, si es que se extiende en caso de posibles retrasos en la obtención de licencias.

También le da el derecho preventivo a adquirir todo el etano de Pemex que haya disponible y no ha consumido en su propio proceso de producción hasta 2045.

“El acuerdo permitirá la sostenibilidad a largo plazo de nuestra planta, ubicada en Nanchital de Lázaro Cárdenas del Río, Veracruz”, dijo.

La empresa privada recordó que BI es una inversión de 5.2 mil millones de dólares por parte de Braskem y Grupo Idesa, la cual ha impactado positivamente en más de 4 mil millones de dólares en la balanza comercial de México.

Agregó que ha impulsado el desarrollo del sureste del país con la generación de miles de empleos directos e indirectos.