Moon Jae-in,  presidente de Corea del Sur,  plantea prohibir el consumo de carne de perro, esto en medio del debate sobre la controvertida práctica y una creciente sensibilización sobre los derechos de los animales.

En menor frecuencia pero la carne de perro es consumida principalmente por personas mayores, es servida en algunos restaurantes y puede comprarse en mercados específicos.

Ante ello, el primer ministro, Kim Boo-kyum, linformó de los esfuerzos para mejorar el manejo de animales abandonados y un sistema de registro obligatorio para perros.

 

” Ha llegado el momento de considerar cuidadosamente imponer una prohibición a la carne de perro”, dijo la portavoz de Moon, Park Kyung-mee, en un comunicado.

Fue la primera vez que Moon planteó una prohibición, lo que probablemente dé un nuevo impulso al debate sobre si frenar la práctica.