Recientemente la Comisión Nacional Forestal (CONAFOR) reveló que gracias las fuertes lluvias presentes en los últimos meses, la temporada de incendios forestales se redujo, extinguiendo la gran mayoría de incendios que se encontraban activos.

Tan solo entre inicios de Junio y finales de septiembre, se han registrado un total de 52 incendios, los cuales han afectado a 7,492 hectáreas en el país. Estas cifras contrastan con las presentadas el año pasado, cuando durante la misma temporada se consumieron 45 mil 306 hectáreas, lo que se traduce a un 83% menos.

Así mismo, los reportes entregados por la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA), mostraron que durante el mes de junio se precipitaron 137.5 milímetros, 34% más del promedio histórico para ese mes. Además, si bien en julio las lluvias bajaron un poco, en agosto se acumularon 157.0 mm, cuando el promedio de dicho mes es de 134.7 mm, por lo que hubo 16.6% de excedente.

Estas son las cifras nacionales

En las últimas semanas, en diversas entidades como Estado de México, Chihuahua, Hidalgo, Jalisco, Nuevo León, Puebla, Querétaro, Sonora, Tamaulipas y Veracruz se registraron inundaciones catastróficas, con un 75% menos incendios forestales y un 83% menos superficie afectada en comparación con el mismo periodo del año pasado.

En contraste, entre las semanas 26 y 38 del año pasado se contabilizaron 207 incendios con 45 mil 306 hectáreas afectadas.

Por último, respecto al tema de las precipitaciones, los estados de Colima y Sinaloa fueron los que recibieron las mayores cantidades de lluvias; el máximo en 24 horas del mes se registró en Mazatlán, Sinaloa, con 329.2 mm el 29 de agosto. Por otro lado, el acumulado máximo del 1 al 31 de agosto se registró en la estación San Felipe Usila, Oaxaca, con mil 450 milímetros de lluvia.