Todo ocurre en la ciudad rusa de Uliánovsk tres perros atacaron a el cachorro de un hombre en silla de ruedas.

El hombre discapacitado, valientemente encaró a los animales como pudo y, en un intento por evitar que le hicieran daño a su mascota, perdió el equilibrio provocando su caída al suelo.

Sin embargo, por el amor que le tiene a su perro, logró agarrar a su can y arrastrarlo contra su cuerpo para protegerlo hasta que los atacantes se dispersaron.

Afortunadamente según relatos de testigos, ni el valiente sujeto ni su fiel compañero resultaron seriamente lastimados.