El maquillaje natural de una forma determinada puede hacer que los mecanismos de reconocimiento facial reduzcan su efectividad y que fallen en casi el 99 por ciento de las ocasiones a la hora de identificar a personas con éxito.

No obstante, el uso del maquillaje natural, como el usado habitualmente en la cosmética, puede reducir de forma muy importante la identificación facial, como ha descubierto una investigación académica realizada por la Universidad Ben-Gurion del Neguev (Israel).

Con sistemas de reconocimiento facial como ArcFace, las pruebas de los investigadores lograron tener una efectividad del 47,6 por ciento en personas sin maquillaje, que se reduce al 33,7 por ciento con el uso de maquillaje de forma aleatoria.

Para realizar este ataque, se aplica el maquillaje de forma física, concentrado en las zonas del rostro que analizan los algoritmos a la hora de reconocer a una persona.

Esto se detecta a través de la elaboración de un mapa de calor con el que se obtienen estas zonas, y posteriormente un programa de maquillaje digital desvela la forma adecuada de aplicar los productos por parte de un profesional.

Estos datos hacen que el umbral de efectividad de los mecanismos de reconocimiento facial estén “por debajo del umbral razonable en un entorno de operaciones realista”, según describen los autores del estudio.