Sopa de letras – Miguel Díaz-Canel Bermúdez

Y en nuestras pasadas fiestas patrias que en algún momento se pensaba eran exclusivamente de nosotros los mexicanos tuvimos un invitado solo especial para el gobierno federal quien dicen lo atendió a cuerpo de rey contrario a como se trata a los mexicanos, a los pobres mexicanos él es el Presidente de Cuba Miguel Díaz-Canel Bermúdez…

 

Analizaremos su firma para solo confirmar lo que ya es sabido por todos, es prolongada hacia arriba y hacia abajo este signo es raramente favorable en un cuadro dominante de extraversión, revela a menudo insatisfacción, hiperactivo, con falta de concentración y equilibrio, en el que revela por regla general  un sentimiento de inferioridad muy intenso en el que trata reiteradamente de compensar, le cuesta vivir sus contradicciones, descentrado debido a un conflicto entre lo ambicioso de sus aspiraciones y una capacidad insuficiente para llevarlas a la práctica, gusta de quedar bien con los demás, de comprar cariño y respeto con tal de ser aceptado.

De trazos en forma de hilos en los que el “yo valgo” “tú no vales” asumiendo así de forma solo aparente ciertas responsabilidades en un afán de significarse aun sabiendo que hay otros que puedan asumirlas con mayor eficacia que el escribiente, también en ocasiones recurre a la negación o reinterpretación de la realidad porque desea mantener la imagen de sí mismo que se creó en su infancia que era la de un niño listo que sabía absolutamente todo.

Cuenta con una gran agilidad mental, de pensamientos e imaginación, tiene facilidad para captar de inmediato el sentido de las cosas y para simplificar las cuestiones y resolver rápidamente las dificultades dando soluciones ágiles, aunque no siempre sean muy concretas y sólidas, pero sirven para en el momento desbloquear y salir del problema, gran habilidad para desorganizar el juego o la trama de los pensamientos ajenos, sutileza y agudeza en el juicio crítico, captación rápida de errores en los temas de trabajo, de buen sentido del humor.

Buena disposición para adaptarse, superficial a las propuestas o deseos de las personas, aunque sus trazos indican que siempre obran según su conveniencia, de talento diplomático y político, gustan de inventar programas a tenor de aquellos que saben que gusta a sus electores, aunque no siempre estén convencidos de que podrán cumplir lo que prometen, para estas personas lo más importante es alcanzar el poder que la verdad.

La evasiva, los pretextos el disfraz o la escapatoria para eludir obligaciones o compromisos, la mentira, la desfiguración de la realidad, los falsos argumentos para sacar algún beneficio y toda actitud o comportamiento que gire en torno al engaño y a la sofisticación, habitualmente estos trazos son signos de neurosis y debilidad de carácter, por los demás rasgos también es un indicador de estrés o agotamiento, se observa un trazo inflado grande que denota un bajo nivel positivo que corresponde en ocasiones a sujetos muy dados a mentir, embaucar y engañar.

Confirmando los grafismos anteriores estos trazos confirman un intento de recompensar sus sentimientos de inferioridad, sus fallas e insuficiencias vividas dando siempre una imagen falsa que le induce a creerse superior a los demás en alguno o todos los aspectos, gusta de la popularidad y el aplauso.

En su firma se aprecia un número en el que indica disociación entre las necesidades intelectuales y las materiales, entre espíritu y materia, él nunca mezcla razonamiento con sentimiento, con cierto predominio de necesidades materiales e instintivas sobre las ideales, después de analizar la firma del Ingeniero, Profesor y Político Díaz-Canel y desgraciadamente para México, que es un país de TODOS los mexicanos no solo de uno, el actual Presidente se atreve a invitar a líderes que no han sido elegidos democráticamente y aun así atreverse en nuestra celebración a gritar Viva Cuba, confirmando lo que ya sabemos que ese país y su representante está más cerca del actual Presidente de lo que podemos imaginar… triste pero real.